Un mal endémico en nuestra economía: las multinacionales que ganan millones de euros en nuestro país, son las que menos pagan en proporción haciendo uso de la ingeniería fiscal. Airbnb es la mayor plataforma mundial de alquiler de intermediación online entre dueños de pisos y turistas, controlando cerca del 80% del negocio.

Esta multinacional cobra comisión tanto a los propietarios de las casas, un 3% del importe del alquiler; como los viajeros, entre el 6% y el 15% en función de la duración de la estancia. Sin embargo, de cara a la Hacienda española ese negocio no existe..

En España la plataforma comercializa más de 200.000 alojamientos y gestiona las reservas de más de 5,5 millones de turistas al año, pero la compañía traslada esos ingresos a su matriz central para Europa, con sede en Irlanda, donde se beneficia de las ventajas fiscales que el país ofrece a las multinacionales.

La filiar de Airbnb en España

Airbnb sólo tiene en España una filial, Airbnb Marketing Services SL, con sede en Barcelona, que no tiene a efectos fiscales ninguna actividad relacionada con el alquiler turístico. La plataforma online desembarcó en España en 2012 con la constitución de esa filial que se encarga de realizar labores de marketing y publicidad para la matriz, y desde entonces el pago acumulado en impuestos es más que modesto.

Airbnb sólo ha pagado en estos siete años 452.850 euros en concepto de impuesto de sociedades y ha declarado un beneficio acumulado de menos de un millón de euros, según las cuentas depositadas por la compañía en el Registro Mercantil.

La aportación directa de la filial local de Airbnb a las arcas públicas españolas en 2018 se limita, según la memoria de resultados, al pago de 86.226 euros en concepto de Impuesto de Sociedades en el ejercicio.

La necesaria tasa Google

El uso de ingeniaría fiscal para cotizar en el extranjero el dinero ganado en España es una de las razones que esgrime el propio Ministerio de Hacienda para defender la creación de la denominada tasa Google para gravar determinados servicios digitales y hacer que los gigantes tecnológicos tributen allá dónde operan.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario