¿Por qué escribo sobre la palestina Ahed Tamimi? // Stephen Hawking y la depresión // Albert Camus y el suicidio

 

¿Por qué escribo sobre la adolescente palestina Ahed Tamimi y no sobre los cientos de niños y niñas que están encerrados en cárceles israelíes? Porque el opresor ama la dispersión y odia la concentración, la unión que se convierte en símbolo. Ahed Tamimi son todos los niños y niñas de Palestina. Son todos los hombres y mujeres palestinos a quienes se privó de sus derechos y se les usurpó sus tierras. Espartaco no era un esclavo. Era todos los esclavos y esclavas de Roma. Era un símbolo peligroso que había que destruir porque detrás de él había millones.

El astrofísico Stephen Hawking, uno de mis héroes de este siglo y de todos los precedentes, acaba de lanzar, en una de sus intervenciones, un mensaje maravilloso a todas las personas que sufren de depresión, plaga maldita de la Era de las prisas y del palo y la zanahoria. Ha comparado esa enfermedad con los agujeros negros y ha dicho que éstos no se tragan todo, ya que a veces despiden los objetos fuera de su órbita. Y que, en el caso de que el objeto (o sujeto) llegue al fondo del agujero negro, podría aparecer, renacer, en un nuevo universo.

Albert Camus era contrario al suicidio. Y no porque considerase un cobarde a la persona que se quitase la vida, ni nada por el estilo, sino por el daño que los suicidas pueden hacer a la gente que les ama o a sus seres más próximos. (Ver El Mito de Sísifo). En esa obra, nuestro autor nos dice también que “pensar es aprender de nuevo a ver, dirigir la propia conciencia, hacer de cada imagen un lugar privilegiado”.

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario