Este jueves, el Gobierno regional aprobará en el Pleno de la Asamblea de Madrid la modificación del Proyecto de Ley del Suelo que permitirá suprimir las licencias, eliminar trámites, liberalizar el suelo y facilitar los cambios de usos.

Será la primera normativa que lleve el Ejecutivo autonómico en esta Legislatura, y lo hará mediante lectura única, es decir, que se someterá a votación en el Pleno, sin debate previo.

La meta de esta nueva norma es impulsar la actividad urbanística. Entre sus principales medidas, están las de suprimir la mayor parte de las licencias, excepto las estatales, sustituyéndolas por declaraciones responsables. Además, se reducirán los tiempos de tramitación y se eliminarán trámites burocráticos innecesarios.

Jacinto Morano, diputado de la Asamblea de Madrid, ha criticado este hecho a través de su perfil de Twitter: «Con lo que está pasando, sabéis que quieren aprobar mañana @IdiazAyuso e @ignacioaguado en la Asamblea de Madrid? Medidas sanitarias, rastreadores? No. Una reforma express de la ley del suelo sin debate para favorecer la especulación urbanística. Pobre Madrid».

El periodista Daniel Bernabé, quien también se hace eco del descontrol de la Comunidad de Madrid, ha respondido al mensaje de Morano señalando que: «Es la primera vez en mi vida que tengo un miedo real por mis mayores: mis padres, pero no sólo. Luego leo esto y la rabia se agita. También el recuerdo. Nos dejaron a nuestra merced en la anterior crisis, en esta lo mismo, mientras su saqueo no se detiene. Asco».

Y es que la situación de la Comunidad de Madrid es muy preocupante. La región continúa siendo el epicentro de la segunda ola de la pandemia en España y cada día aumenta el número de personas contagiadas y fallecidas.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha aprobado por mayoría imponer medidas restrictivas en las poblaciones que superen los 500 casos de coronavirus por 100.000 habitantes, tengan una tasa de positividad en las pruebas superior al 10% y una ocupación de enfermos de covid en las UCI por encima del 35%.

Pero la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso, es una de las cinco autonomías que han votado en contra de estas medidas en el consejo junto a Galicia, Cataluña, Andalucía y Ceuta. Murcia se ha abstenido.

Además, Ayuso estudia recurrir la orden que ha sido publicada este jueves en el BOE y que restringe la movilidad en diez municipios madrileños para tratar de contener la expansión del coronavirus, ya que considera que el plan del Gobierno central «destroza Madrid sin criterio».

DEJA UNA RESPUESTA