El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, que instruye el caso Púnica, ha ofrecido este lunes al diputado autonómico en la Asamblea de Madrid y senador del PP David Erguido, cercano a Pablo Casado, declarar voluntariamente como investigado.

El ofrecimiento se debe a que Erguido está aforado ante el Tribunal Supremo y, en caso de que lo rechace, el instructor «valorará la procedencia» de elevar exposición razonada ante dicho tribunal.

El PP no ha perdido el tiempo y ha querido darle la vuelta a la situación: tras hacerse pública la decisión del magistrado, los populares informaron de que Erguido «declarará de forma voluntaria».

Amigo de Casado

Erguido, senador designado por la Asamblea de Madrid, mantiene una buena relación con Pablo Casado desde hace muchos años y lo apoyó activamente en su elección como presidente del PP. Coincidieron como diputados autonómicos en Madrid cuando era presidenta regional Esperanza Aguirre. En el Senado es vicepresidente segundo de la Comisión de Asuntos Exteriores y vocal en otras tres comisiones en la Cámara Alta.

El magistrado ha tomado esta decisión después de que la Fiscalía Anticorrupción le pidiera elevar exposición razonada al Supremo reclamando su imputación para poder interrogarle acerca de los negocios de la trama Púnica en la localidad de Algete, donde Erguido fue teniente de alcalde y concejal de festejos.

Granados, clave

Anticorrupción señala que Francisco Granados benefició durante años a las empresas de José Luis Huerta, la principal de ellas Waiter Music, encargada de organizar los festejos de distintas localidades de la Comunidad de Madrid, entre ellas Algete.

En 2007, coincidiendo con la recepción del bastón de alcaldesa de Inmaculada Juárez, esta se apoyó en su primer teniente de alcalde, David Erguido, y en un cargo de confianza, Lorenzo del Triunfo Calleja, para trocear los contratos y que todas las empresas invitadas a los concursos sin publicidad estuvieran vinculadas a Huerta. Para ello, lo primero que hizo Juárez fue retirar a la Concejalía de Cultura la organización de los festejos de Algete. Entre 2007 y 2014 las empresas de José Luis Huerta obtuvieron más de 1,9 millones de euros en adjudicaciones solo en Algete.

García Castellón la llamó a declarar a Juárez como imputada en julio y ahora la vuelve a citar «para que sea visitada por el Médico Forense adscrito a la Audiencia Nacional, a los efectos de que el mismo pueda emitir informe sobre la imputabilidad de la misma».

En 2008, una celebración privada de Erguido en el campo de golf del Canal de Isabel II costó 1.800 euros y que, en lugar de ser abonada por el teniente de alcalde, ingresó una cuenta de recuperación de saldos del Ayuntamiento de Algete. Tres semanas antes, el PP de la localidad madrileña había impuesto una medalla al exministro de Economía Rodrigo Rato en un acto celebrado en la carpa de la Casa de la Juventud y que el partido de la localidad endosó al Consistorio, con un coste de 6.775 euros. La organización también corrió a cargo del empresario Huerta. 

15 investigados

El juez ha acordado citar como investigados a otras 14 personas, la mayoría ex alcaldes y exconcejales de municipios madrileños implicados en la trama. En el escrito se hace expresa referencia a acciones que no serán objeto de acusación por la Fiscalía y que no serán objeto de investigación. Indica, concretamente, que son las relativas a denuncias relacionadas con contratos con Waiter Music en los ayuntamientos madrileños de Alcalá de Henares, Villarejo de Salvanés, Getafe, Leganés, Alcorcón, Navalcarnero, Arroyomolinos, Torrejón de la Calzada.

Sin embargo, el juez entiende que estas denuncias son sobre hechos ya prescritos o bien sobre puntuales que deben dirimirse en otros juzgados, ante los que acuerda inhibirse.