De las 100 mayores fortunas de España, las que superan los 500 millones de euros, 69 no pagan ni un solo euro por el impuesto de patrimonio. La Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) calcula que cada uno de estos 69 “mega ricos” debería haber tributado en promedio 2,28 millones de euros por el impuesto de patrimonio de 2019.

De este modo, esto significa que se pierden 157 millones de euros en recaudación cada año debido a la falta de contribución fiscal de estas personas, según las estadísticas de la AEAT sobre la liquidación de los impuestos de patrimonio de los últimos años analizadas por ON ECONOMIA.

Sin embargo, la aprobación del nuevo Impuesto de Solidaridad de las Grandes Fortunas pondrá fin a este beneficio fiscal que han estado disfrutando estas grandes fortunas.

La mayoría de estos 69 grandes patrimonios tienen su residencia fiscal en Madrid, donde el Gobierno de la Comunidad ha decidido bonificar la totalidad de la cuota de este tributo que gestionan las autonomías según criterios propios.

Esto ha llevado a que cada vez más fortunas elijan esta región para establecer su domicilio fiscal, lo que se refleja en las estadísticas de Hacienda. En 2019, el 69% de las mayores fortunas se libró de pagar el impuesto por tener su residencia fiscal en Madrid, en comparación con el 59% en 2011.

Es importante recordar que los impuestos son necesarios para financiar servicios públicos esenciales como la educación, la salud y la seguridad, y que todos tenemos la responsabilidad de contribuir al financiamiento de estos servicios.

DEJA UNA RESPUESTA