Este pasado año 2022 ha concluido representando un ligero aumento de los suicidios, lo que según Natalia Lorenzo, psicóloga y socia fundadora de la Asociación Papageno, para El Salto, estos datos demuestran el “fracaso del sistema de salud y del sistema social”, debido a que los ligeros esfuerzos para prevenir los suicidios, no se está consiguiendo reducir el número de casos.

Por si no fuera poco las cifras que se manejan, el suicidio entre los más jóvenes es aún más preocupante. La tasa entre las personas de entre 15 y 19 años ha aumentado un 9,4% y entre 20 y 24 años ha subido hasta un 21%.

Las tentativas de suicidio también han aumentado significativamente entre la juventud en la última década. Algo que los expertos relacionan con factores como el estrés económico, la falta de apoyo social, el consumo de sustancias, la inflación y la escasez, la pobreza o la percepción de futuro.

“Las tasas de suicidio también son elevadas entre los grupos vulnerables objeto de discriminación, por ejemplo, las personas refugiadas y migrantes; las comunidades indígenas; las personas homosexuales, bisexuales, transexuales, intersexuales; y las personas que se encuentran privadas de libertad en prisiones”, indican desde el digital.

Los expertos recuerdan que es importante destacar que el suicidio es multifactorial y no hay una solución única para prevenirlo, pero se hace necesario un mayor esfuerzo por parte de las instituciones y el sistema de salud para abordar esta problemática y reducir el número de suicidios.

1 Comentario

  1. Para dar un ejemplo: en la cárcel hay personas que – por ejemplo el Sr Hasel – estan siendo atacadas por los demás presos. Pero el remedio sería contratar a psicoanalistas Lacanianas que escuchen el malestar. Será más económico que la reinserción y facilitaría mucho la misma.

DEJA UNA RESPUESTA