La polémica diputada de Vox, Rocío de Meer, ha advertido este martes al Gobierno de Pedro Sánchez, que la cruz del Valle de los Caídos no se retirará de este enclave a pesar de la Ley de Memoria Democrática.

«No la vais a tocar», ha señalado en un mensaje en su cuenta personal de Twitter que acompaña con una fotografía de la cruz y después de que el presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), Juan Chicharro, haya llamado a esta formación a reaccionar ante esta ley.

También Rocío Monasterio, líder del partido de extrema derecha en Madrid, ha mostrado su defensa de la cruz, señalando que el Gobierno busca «enfrentar a los españoles y despreciar profundamente el trabajo de nuestros abuelos y padres en favor de la reconciliación y la concordia». «Como se ha quedado sin ideas, tiene que volver atrás, a las trincheras», ha apostillado en declaraciones a TVE.

En esta línea, tras reivindicar el trabajo de reconciliación que se hizo en la Transición, ha recalcado que Vox no busca «enfrentar» en un momento en el que es necesario que «salgamos todos hacia adelante y la prioridad y necesidades son otras».

«El que se dedica a otra cosa –en referencia al Gobierno de Pedro Sánchez– tendrá que explicar a sus hijos por qué en vez de a eso se dedicó a enfrentar a los españoles», ha apostillado.

En un tono similar se ha pronunciado el líder nacional del partido, Santiago Abascal, quien ha recriminado al Gobierno que quiera «rebobinar la historia para ganar la guerra civil e implantar una república comunista antiespañola».