Debbie Harry, cantante de Blondie, ha confesado recientemente que fue víctima de una violación cuando era joven. Los hechos tuvieron lugar en la década de los 70 en el apartamento que compartía en Nueva York con el que por aquel entonces era su compañero de banda y pareja, Chris Stein.

Lo cuenta a través de unas memorias que saldrán a la luz el próximo 1 de octubre bajo el título Face it. La artista asegura que un ladrón irrumpió en la vivienda antes de que ella alcanzase la fama en busca de objetos de valor.

Después de inmovilizar a la pareja, y de ponerse a buscar objetos de valor por toda la casa, el ladrón apiló las guitarras y la cámara de Chris Stein para llevárselas posteriormente. La cantante reconoce que el ladrón la desató y le pidió que se quitara los pantalones a punta de cuchillo para violarla posteriormente: «Me folló. Después me dijo que fuera a limpiarme«.

También habla de un intento de secuestro en el libro. Los hechos se produjeron cuando, incapaz de parar un taxi, la cantante aceptó que la llevase un desconocido. Sin embargo, esta decidió escapar del vehículo apenas unos segundos después de montarse: «Cuando me monté, las ventanillas estaban subidas excepto por una pequeña rendija. Me di cuenta de que no había tirador para la puerta, ni botón para accionar la ventana, ni nada. El interior del coche estaba completamente vacío. Se me pusieron de punta los pelos de la nuca y conseguí abrir la puerta«.

Varias décadas más tarde, Harry descubría que el conductor del vehículo era el asesino en serie Ted Bundy, quien llegó a matar a 30 mujeres antes de ser ejecutado en 1989: «Después le vi en las noticias, era Ted Bundy«.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario