Autoridades policiales italianas arrestaron hoy a decenas de personas en varias regiones del país acusadas de pertenecer a un entramado mafioso vinculado a la mafia, rama calabresa del crimen organizado.
De acuerdo con la información oficial difundida por diferentes medios, entre los detenidos hay 11 funcionarios públicos quienes actuaban en complicidad con empresarios para favorecer la firma de contratos financiados con fondos públicos.

Como parte de la denominada operación ‘Waterfront’, coordinada por la Dirección Distrital Antimafia de Reggio Calabria y ejecutada por la Guardia de Finanzas, se dispuso, además, el secuestro preventivo de bienes por un monto de unos 103 millones de euros.

A los arrestados en las regiones de Calabria, Sicilia, Campania, Lombardía, Toscana, Emilia Romaña, Piamonte, Friuli-Venecia Julia y Roma se les imputan delitos relacionados con la manipulación de procesos para la obtención de contratos y corrupción, entre otros, indicaron las fuentes.

Fuente: PrensaLatina