La ministra de Justicia, Dolores Delgado, no ha querido hacer comentarios de la querella presentada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra contra la Junta Electoral Central (JEC) por presunta prevaricación, y ha destacado que las instituciones «han funcionado».

En declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde ha visitado los trabajos de exhumación de represaliados por el franquismo, la ministra ha señalado que no puede, ni debe, «comentar actuaciones judiciales que están ‘sub júdice'», si bien ha incidido en que lo importante es que las instituciones «han funcionado».

Delgado ha recordado que la JEC es el «organismo jurisdiccional encargado de velar por que nadie se salte las reglas del juego, en este caso las reglas del juego democrático de un proceso electoral», algo que ha calificado de «fundamental».

Ha añadido que la JEC, en el marco de sus «competencias», cuando «detecta» que alguien «se puede estar saltando las reglas», es decir, que está «haciendo trampa», entonces «avisa que eso no se puede hacer».

«Si no se produce la reacción que pide la Junta Electoral», esta hace «lo que está haciendo», ha explicado la ministra, que es «deducir testimonio para que la Fiscalía sea la que determine si esa acción es o no constitutiva de delito».

«No voy a entrar en el fondo, pero este es el procedimiento» y todos los ciudadanos debe estar «tranquilos» por el hecho de que las instituciones «han funcionado» y no se puede «intentar forzar o buscar otro tipo de explicaciones», ha concluido Delgado.

DEJA UNA RESPUESTA