La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha calificado este lunes de “absolutamente rechazables” las acciones de acoso a políticos en actos electorales y a “cualquier forma de coartar el ejercicio de la libertad de expresión, la libertad política y los derechos políticos”.

Delgado ha hecho estas declaraciones después de los incidentes violentos del pasado fin de semana en el País Vasco contra actos electorales de Ciudadanos y Vox.

Antes de participar en un encuentro con mujeres en la sede de CCOO de Almería, la ministra también ha dicho que es “rechazable” la carpa instalada en una feria de Vic (Barcelona) por los Comités de Defensa de la República (CDR) en la que se podían lanzar dardos contra una imagen del rey.

“Son actos absolutamente rechazables”, ha insistido Delgado, que ha añadido que “todos podemos manifestar nuestras ideas de forma pacífica” y ha abogado por trabajar para que existan condiciones que permitan ejercer de forma libre los derechos políticos.

“Después, la existencia o no de actuaciones que puedan ser o no constitutivas de delito, compete a la Justicia”, ha apuntado, para añadir que nunca a entrado e “valorar acciones, precisamente para respetar la independencia y autonomía del ministerio fiscal”.

Delgado ha mantenido que en su partido se posicionan “siempre solidariamente con aquellos que han sufrido este tipo de coacciones y acciones que son rechazables”.

“Cualquier actividad que suponga o conlleve crispación, enconamiento, insulto detrás, no conlleva a nada excepto a eso, a enaltecer de alguna manera la violencia. De lo que se trata aquí es de convencer con el pensamiento, con la razón y en el caso de los políticos con sus programas”, ha apostillado.

Por otro lado, ha manifestado que no se va a dar “un paso atrás en el trabajo por la igualdad de género”, frente a los que quieren “banalizar la violencia de género poniéndole distintos nombres, frente a aquellos que adjetivan el feminismo”.

Antes de participar en este encuentro, la ministra ha atendido a unos manifestantes que reclamaban que se permitiera entrar en el país a 70 menores atrapados en Ucrania con sus padres españoles tras ser concebidos por gestación subrogada.

Delgado les ha trasladado que el Ministerio “ha cumplido la ley”, que fue aprobada en 2006 y prohíbe el “alquiler de vientres”.

<

p align=”left”>Fuente: Eldiario.es

Deja un comentario