La pandemia es un hecho sin precedente para la generación actual. Es por ello, que se desataron las compras compulsivas, debido a que los ciudadanos buscaban todos los medios posibles para protegerse de la nueva enfermedad viral.

Sobre todo, agotaron las mascarillas, geles antibacteriales y alcohol por lo que se dispararon las ventas hasta 1.300 % en un solo mes, de acuerdo con datos reseñados en el análisis “Tendencias Cofares”. La demanda se incrementó considerablemente, porque los organismos de salud mencionaron la eficacia de estos frente al coronavirus.

Katrine Rubæk, colaboradora en Sundt.es, refirió que “los españoles también recurrieron a la compra desmedida de suplementos vitamínicos, como: A, B6, B12, C y D, para reforzar el sistema inmunológico ante el riesgo inminente de contagiarse. La venta de los productos representó un aumento del 34.5 %”.

De manera que, los productos anti-COVID-19 alcanzaron un récord de venta en España de hasta 1.250 % en el 2020, de acuerdo con el Informe Pharmalive de Alliance Healthcare, sobre las tendencias en las farmacias españolas. También señalaron que este volumen de venta no se había registrado en ningún otro periodo.

No obstante, otro grupo de medicamentos que también tuvo un repunte significativo fueron todos aquellos que controlan el estrés, debido a que se elevó el temor y la ansiedad en la población. Estas alteraciones emocionales se originaron por el potencial riesgo que enfrentan los ciudadanos de contagiarse con el nuevo virus.

Farmacia

Por lo tanto, recurrieron a los psicolépticos, antidepresivos y relajantes que alcanzaron hasta un 4.5 % de las ventas. Otro de los problemas que registraron los ciudadanos es la dificultad para conciliar el sueño, así que se incrementó la demanda de los complementos dietéticos tipo melatonina, valeriana, pasiflora, entre otros. 

A diferencia de los productos relacionados a la gripe y los resfriados que registraron una caída del 19.2 %. Asimismo, los productos dedicados al cuidado personal sufrieron un nivel bajo en las ventas con un 12.8 %. Aunque, ciertos medicamentos tuvieron más salida que otros, lo cierto es que la industria ha afrontado la demanda de la mejor manera para no llegar al punto de desabastecimiento.

Esto también se debe a que la industria farmacéutica española es la quinta más importante dentro de la Unión Europea de la producción de fármacos, según datos publicados por Statista. La expectativa se mantiene sobre el comportamiento del consumidor en 2021, ya que este conoce cómo cuidarse de la nueva enfermedad viral.

En este sentido, el Informe Pharmalive de Alliance Healthcare prevé un comportamiento de compra parecido al primer trimestre de 2021. “Aspectos como la continuidad de las restricciones de movilidad, el distanciamiento social o el fomento del teletrabajo tendrán un impacto en los hábitos de compra en la farmacia”.

DEJA UNA RESPUESTA