Deniegan la protección por riesgo en el embarazo a una empleada de Correos, a punto de dar a luz

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha presentado una queja a la directora de Recursos Humanos de Correos porque la mutua de esta entidad ha denegado la prestación por embarazo de riesgo a una trabajadora embarazada de 36 semanas, que en su puesto de trabajo carga a diario paquetes de hasta 10 kilos de peso.

Por este motivo, esta mujer solo tiene la opción de cogerse la baja médica y por tanto afrontar los descuentos en la nómina por absentismo aún vigentes en esta empresa pública.

La Mutua ha adoptado esta decisión sin solicitar los informes médicos de la Seguridad Social. Además, la calificación de su puesto de atención al cliente no se corresponde con la labor que esta empleada realiza a diario.

Fraternidad-Muprespa, la Mutua concertada por Correos, le ha enviado la notificación en la que se le deniega este derecho, porque “según las funciones que le había mandado la empresa”, que desarrolla en su puesto de atención al cliente, “no hay motivos” para darle la baja.

En este sentido, CSIF eleva su protesta y exige una revisión de las actuaciones de la Mutua.

Deja un comentario