Redacción

 La comisión por los y las presas de SORTU, manifiesta lo siguiente ante la agresión sufrida la tarde del 14 de abril por Mikel Albisu en la cárcel de Reau:

 

    • Denunciamos esta agresión, cometida en una situación de desamparo. Y es que la política de dispersión busca ese desamparo. No es la primera vez que carceleros o presos comunes agreden a un preso político vasco. Antes también los carceleros han solido usar la dispersión y el alejamiento para provocar y agredir directamente a presos vascos o para inducir a presos comunes a actuar contra los mismos.

       

 

    • Reiteramos la importancia de que ningún preso vasco se encuentre aislado en ninguna cárcel, para que no existan espacios de impunidad.

       

 

    • Queremos hacer llegar nuestra solidaridad y a Mikel, a su familia y a sus compañeros.

       

 

Deja un comentario