La Fiscalía denuncia a siete cargos de Metro de Madrid, todos responsables de salud y prevención de riesgos laborales, por las muertes del amianto de sus trabajadores. El Ministerio Público acusa a los directivos de cometer delitos contra los derechos de los trabajadores, homicidio imprudente y lesiones por imprudencia.

Según la Fiscalía, el fallecimiento de dos empleados y la enfermedad de otros dos es, «la materialización de la situación de riesgo creada por la empresa y los denunciados«. Según la denuncia, presentada ante la justicia por la Sección de Siniestralidad Laboral de la Fiscalía Provincial de Madrid, los cargos señalados ocultaron a trabajadores y a sus representantes que las piezas que manipulaban contenían amianto, de modo que no se les facilitó ni la información ni la formación necesaria para trabajar con seguridad.

El Ministerio Público, además, constata, como ya alertó la Inspección de Trabajo, que se infringieron de forma «grave» las normas de prevención de riesgos laborales y eso provocó una «situación de riesgo» para la plantilla expuesta al no tener ningún política preventiva.

La Fiscalía calcula que al menos 900 empleados han realizado trabajos con exposición al amianto de manera continuada hasta 2017, aunque también apunta que el «número» es «indeterminado«.

A partir de ahora es la justicia quien tomará las riendas del caso y decidirá si investiga la responsabilidad penal de la compañía en lo sucedido.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario