La sección sindical de CGT ha presentado una demanda contra El Corte Inglés debido al deslizamiento del horario durante las pasadas festividades navideñas. El Corte Inglés que nunca había dado un beneficio extraordinario a sus trabajadoras/es por trabajar durante esas fechas tan intensas, sí tenía establecido una pequeña compensación horaria por el cierre anticipado de las tiendas los días 24 y 31 de diciembre. Esa compensación, de dos horas, beneficiaba a los turnos de mañana y tarde porque se gestionaba de manera rotativa. Sin embargo, desde las pasadas navidades ese pequeño gesto ha sido suprimido, afectado seriamente a la conciliación de las trabajadoras en esas fechas y privándolos del derecho adquirido a lo largo de los años.

El pasado jueves 29 de febrero, en un esfuerzo por resolver el conflicto y buscar el diálogo, CGT se reunió con El Corte Inglés en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA). Sin embargo, las posturas aún están lejos de llegar a un acuerdo, ya que la empresa se niega al diálogo y defiende su posición empresarial. Mientras El Corte Inglés argumenta la necesidad de ajustar los horarios para adaptarse al mercado, CGT insiste en la ilegalidad de la medida, en la defensa de un derecho histórico conquistado y en la importancia de proteger la conciliación familiar en Navidad.

CGT invitó a otros sindicatos a unirse a la demanda en defensa de los trabajadores de El Corte Inglés. Sin embargo, la posición del resto de sindicatos ha sido decepcionante, UGT mostró una postura desconcertante, mostrando desinterés por los derechos de los trabajadores y literalmente no sabía para qué estaba en esa reunión, por su parte Valorian y Fetico se alinearon estrechamente con la empresa, mientras que la ausencia de CCOO generó críticas y cuestionamientos sobre su compromiso con los derechos laborales.

Ante esta situación, CGT reafirma su compromiso de continuar con esta batalla legal y sindical, luchando para no permitir que se siga vulnerando los derechos de los trabajadores en beneficio de los intereses de la empresa. El Corte Inglés alteró la posibilidad de conciliar la vida laboral y familiar, eliminó el único beneficio que las trabajadoras y trabajadores han disfrutado durante años como medida de gratificación por navidad. Para CGT esta acción no solo representa la pérdida de un derecho adquirido, sino también una violación de un tiempo de familia fundamental en esas fechas. Es hora de enfrentar la injusticia y exigir el respeto a los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras de El Corte Inglés. ¡Basta ya de abusos!

DEJA UNA RESPUESTA