La Confederación Intersindical Galega ha denunciado esta semana a los responsables de la Consellería de Política social de la Xunta de Galicia ante la Inspección del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y solicitado que se dicten de inmediato medidas urgentes para la protección de todo el personal afectado frente al Covid-19 en los centros de mayores, menores y personas con discapacidad.

Las residencias de mayores son la viva imagen de la desprotección frente a la crisis del coronavirus / Dominio Público

La portavoz del sindicato, Zeltia Burgos, ha explicado que «ante el caos organizativo y la dejadez en la toma de medidas de prevención» frente al impacto del coronavirus, urge de inmediato la toma de medidas y recuerda que desde la CIG se lleva muchos días denunciando la situación en los diferentes centros sociales dependientes de la Xunta de Galicia y se teme por la salud tanto del personal como de las personas residentes.

URGENCIA DE LA REALIZACIÓN DE TEST

La central sindical reclama que, con urgencia, se hagan test de COVID-19 en todos los centros de trabajo en los que haya dudas de si se han seguido adecuadamente las medidas de prevención y que «se establezcan de inmediato» todas aquellas medidas necesarias para protegerse de la pandemia.

En este sentido Zeltia Burgos ha alertado de la situación «desesperada» y de «caos» en la que se encuentra el personal ante la falta de información por parte de los gestores del Gobierno gallego, y reclama que para minimizar el riesgo de infección por coronavirus se estude la posibilidad de adecuar algún espacio hostelero para que el personal pueda descansar en condiciones y evitar el contagio, tanto de sus familias en el hogar como en el propio centro de trabajo.

DESCONTROL TOTAL POR PARTE DE LA XUNTA

Desde el sindicato se ha denunciado que desde la Xunta, a nivel general, no se están implementando las medidas de prevención de riesgos laborales que serían preceptivas en este caso a pesar de los numerosos requerimientos realizados por los y las representantes sindicales de los diferentes centros. «La Xunta no ha hecho caso, no tuvo la diligencia necesaria en la protección o simplemente no actuó» -ha manifestado Burgos-, lo que ha provocado una situación de «indefensión» de usuarios y trabajadores ante el riesgo de contagio del COVID-19 y derivado en las correspondiente denuncia presentada ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Frente a esto -denuncia la responsable sindical-, desde el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo y el Gobierno del PP «se sigue improvisando» mientras la pandemia avanza con rapidez y los casos que están apareciendo en el ámbito residencial «hacen temer por la integridad de la población interna y del personal».