Dos horas antes de que se provocara el caos en Madrid debido a las inundaciones el Ejecutivo capitalino cambiaba su gestión respectiva a las inundaciones.

La borrasca Efraín llegaba a Madrid, dejando una ciudad colapsada por el agua, con las carreteras de entrada y salida inundadas, los servicios de buses y metro inhabilitados…

El cambio referente desde el equipo de Almeida representó la desactivación del plan de inundaciones, que luego representó que por las inundaciones se registraran cientos de incidentes.

A través de redes sociales decenas de vídeos e imágenes comenzaron a compartirse: “Es una locura Gran Vía ahora mismo”.

“Almeida dio en el clavo”, ironizaba Rita Maestre, candidata de Más Madrid a la alcaldía de la ciudad.

Desde Podemos Roberto Sotomayor denunciaba que “lo que no es inevitable es la falta de mantenimiento y la lamentable gestión del gobierno municipal y autonómico”. “Cuando llueve en Madrid siempre hay caos. Es increíble”.

«Caen cuatro gotas y Madrid queda colapsado».

DEJA UNA RESPUESTA