La Junta de Andalucía de Partido Popular y Ciudadanos, apoyado por la extrema derecha de Vox, sigue menospreciando a las víctimas de la violencia machista. La secretaria de la mujer de CCOO de Andalucía, Yolanda Carrasco Tenorio, denunciaba hace unos días la reducción en un 31 % del presupuesto en igualdad para 2020 y el recorte de casi el 50 % en las políticas de protección de las víctimas.

Sin embargo, si no era suficiente con estos recortes, el Gobierno de Andalucía ha «desviado» parte del dinero que ha llegado desde el Gobierno central a la comunidad autónoma por la partida que le correspondía dentro el Pacto nacional de lucha contra la violencia de género a otros fines.

Lo ha denunciado este viernes Susana Díaz, secretaria general del PSOE-A, quien ha apercibido que cuando ha llegado el dinero a Andalucía para luchar contra el maltrato a las mujeres, el actual Ejecutivo autonómico no sólo no lo ha gastado, sino que llevado a cabo un cambio del destino de los créditos para destinarlo a otras cosas, como «pagar nóminas, pagar sedes o pagar los dibujitos y los colorines» del logo de la Junta.

«En eso ha quedado la lucha por la vida y la lucha por la igualdad», indicó Susana Díaz, quien ha recalcado que esto pasa porque el Gobierno andaluz ha entregado «la cuchara a quien tiene la sartén por el mango, la ultraderecha».

Susana Díaz ha lamentado que PP y Cs desvíen estos fondos para combatir la violencia de género demostrando «no es su lucha». También ha denunciado el hecho de que el Gobierno haya eliminado de los presupuestos de la comunidad el millón de euros que se destinaba a ayudas a viviendas tuteladas donde vivían mujeres víctimas de la violencia de género y que el Ejecutivo a querido «mutilar y cortar de raíz» la red de centros de información a la mujer que están en todos los rincones de Andalucía.

Quitar un millón de euros de un presupuesto de 38.000 millones de euros es «no tener corazón ni humanidad ni sensibilidad», según Díaz.