Un millar de personas se han concentrado en la tarde de ayer en la plaza de la Catedral, en Barcelona, en contra del desalojo de la Casa Buenos Aires, en Vallvidrera y el desahucio de una familia en Ciutat Meridiana y del desahucio de una familia en Nou Barris este jueves.

La protesta ha empezado sobre las 18.30 horas y los manifestantes han avanzado bajo dos cabeceras, una con el lema «paremos los desahucios», y la otra con el mensaje «si la Buenos Aires va por tierra, cacerolas en pie de guerra».

Los manifestantes han bajado por la Via Laietana hasta la plaza de Sant Jaume, aunque no han podido acceder a la misma, ya que está cerrada por los Mossos como consecuencia de los incidentes registrados anoche en la zona. Los manifestantes se han dirigido entonces a la plaza de Sant Miquel, próxima a Sant Jaume, en la parte posterior a la fachada principal del Ayuntamiento de Barcelona.

Además del colectivo de la Casa Buenos Aires, han apoyado la manifestación organizaciones como Arran, Endavant Osan, la CUP, el Sindicat de Llogateres y Llogaters y grupos locales de defensa de la vivienda.

Algunos de los manifestantes han roto los cristales de un edificio del Ayuntamiento situado en la plaza de Sant Miquel. Además, se ha registrado un incendio de una hoguera realizada con material de obra y palés. Fruto de ello, los Mossos d’ Esquadra han detenido a una persona por los incidentes.