Este domingo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, sorprendió al anunciar su retirada de las primarias para la nominación presidencial republicana, a tan solo dos días de las cruciales elecciones en Nuevo Hampshire.

DeSantis no solo abandonó la contienda, sino que también expresó su respaldo a la candidatura de Donald Trump, reduciendo así la competencia interna del Partido Republicano a dos destacados contendientes: el expresidente Trump y la exembajadora ante la ONU, Nikki Haley.

En un video difundido en redes sociales, DeSantis explicó su decisión, indicando que no veía un camino claro hacia la victoria en las primarias. Resaltó que «está claro que la mayoría de los votantes republicanos quieren darle una nueva oportunidad a Donald Trump».

DeSantis se retira de las primarias republicanas y respalda a Trump
DeSantis se retira de las primarias republicanas y respalda a Trump

A pesar de reconocer desacuerdos con Trump, DeSantis consideró al expresidente como una opción superior a la actual administración liderada por Joe Biden. Además, criticó a Nikki Haley, a quien acusó de representar el «corporativismo» y de ceder ante la ideología progresista ‘woke’.

El gobernador, conocido por su posición firme dentro del partido, asumió el cargo en Florida en 2019 y lanzó su candidatura en marzo del año pasado, siendo en ese momento considerado como el único capaz de desafiar a Trump en las primarias. Sin embargo, a lo largo del último año, su popularidad ha disminuido significativamente.

A pesar de haber logrado el segundo puesto en los caucus de Iowa el 15 de enero, quedando detrás de Trump y por delante de Haley, las encuestas recientes lo situaban en tercer lugar en las cruciales primarias de Nuevo Hampshire. Ante esta situación, DeSantis optó por renunciar a realizar campaña en ese estado y canceló varias entrevistas programadas para el fin de semana.

Aunque Trump se mantiene como el favorito indiscutible en las primarias republicanas, Nikki Haley ha intensificado sus esfuerzos en Nuevo Hampshire para acortar distancias y presentarse como la alternativa viable dentro del partido. La retirada de DeSantis y su respaldo a Trump añaden un giro intrigante a la dinámica de esta contienda presidencial republicana.

DEJA UNA RESPUESTA