La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile consiguió desarticular una banda criminal dedicada al narcotráfico en la madrugada de este miércoles en un operativo en el que 12 personas fueron detenidas y en el que se incautaron drogas, vehículos y armas, según informaron las autoridades.

Equipos de la Brigada Antinárcoticos Metropolitana irrumpieron en una vivienda de la comuna (barrio) de San Ramón, en el sur de Santiago de Chile, en donde se realizaron las detenciones.

La banda criminal se dedicaba a la venta de drogas, por lo que los 12 detenidos fueron arrestados por los ilícitos de narcotráfico, lavado de activos, asociación ilícita e infracción a la ley de armas.

«La detención en la madrugada del día de hoy de 12 personas, permitió incautar una cantidad considerable de cannabis sativa, clorhidrato de cocaína, pasta base de cocaína, y elementos asociados a los ilícitos de drogas, más vehículos de alta gama y armamento», informó el comisario Cristian Cancino, subjefe de la Brigada Antinarcóticos Metropolitana.

«En este caso se detuvo a seis mujeres y los demás hombres, algunos de ellos con antecedentes penales y cinco con orden de detención vigente por el delito de tráfico ilícito de drogas», agregó.

Las autoridades registraron todo el domicilio, una casa de dos pisos con terreno, y decomisaron además varios vehículos de alto valor, armas, drogas y municiones.

El comisario Cancino señaló que la banda estaba dirigida por tres hermanos, quienes operaban desde esa vivienda en el sur de la capital chilena.

Además, la PDI destacó que desde 2015 las fuerzas de seguridad habían estado siguiendo a los criminales y además ya habían actuado en alguna ocasión contra varios de sus miembros.

«A inicios del año 2015 se inició una investigación en el marco de una organización criminal, la cual estaba siendo liderada por tres hermanos y estaban involucrados en el tráfico ilícito de drogas, lavado de activos, asociación ilícita e infracción a la ley de armas», afirmó el subjefe de la Brigada Antinarcóticos Metropolitana.

Según los datos de la PDI correspondientes al balance anual de 2018, las incautaciones de cocaína base -cocaína de baja pureza cortada con otros productos- en el año pasado crecieron un 31,5 %, lo que se tradujo en un total de 11,3 toneladas decomisadas.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario