Hoy jueves, 5 de diciembre, Día de Acción contra los Mercados de Carbono, movimientos sociales y organizaciones por la Justicia Climática internacionales hemos reclamado la eliminación de los mercados de carbono del Acuerdo de París. Las organizaciones hemos presentado un informe en rueda de prensa para desmitificar estos mecanismos y hemos llevado a cabo una acción en la que hemos representado la destrucción ambiental que suponen para las personas y el planeta.

Organizaciones por la Justicia Climática Amigos de la Tierra Internacional, Indigenous Environmental Network, La Vía Campesina, Asia People’s Movement on Debt and Development, It Takes Roots, SustainUS, Corporate Accountability International, entre otras denunciamos los mercados de carbono, tanto su inefectividad para hacer frente a la emergencia climática, como sus impactos en las comunidades de los países del Sur. A su vez hemos lanzado una petición para rechazar estos mercados, firmada por más de 160 organizaciones, a la que se están sumando diferentes colectivos.

COP25 Indigenas contra los mercados de carbono

Una vez más los mercados de carbono vuelven a figurar en la agenda de la Cumbre del Clima.

Los artículos 6.2 y 6.4, sobre las reglas de los Mercados de Carbono, serán un elemento clave en la mesa de negociaciones. Las organizaciones sociales tememos que gobiernos y grandes empresas resuelvan incluirlos y los presenten como «solución» a la crisis climática. Las organizaciones hemos analizado el resultado de su aplicación y aseveramos que se tratan de una falsa solución—nunca han reducido ni reducirán emisiones. Por el contrario, enriquecen a grandes empresas y suponen una gran amenaza para los pueblos indígenas y las comunidades más vulnerables.

Los análisis varían, pero con la tasa actual de emisiones a nivel mundial, es probable que se agote el presupuesto de carbono para mantener el aumento de la temperatura por debajo de 1,5°C antes de 2025. Según la ciencia, simplemente no tenemos más espacio atmosférico para liberar más carbono.

En el informe, “Mercados de Carbono: una amenaza para la gente y el planeta”, se señala como los mercados de carbono no reducen las emisiones ni representan ninguna acción real frente a la crisis climática. La razón más evidente para no adoptar esquemas de mercados de carbono es el hecho de que no cumplen con la función para la que supuestamente se crearon. Está comprobado que bajo estos esquemas las emisiones mundiales han continuado en aumento.

Fuera mercados de carbono CO2 de la COP2 y el Acuero de París

Los impactos de estos mecanismos para las comunidades indígenas y locales son devastadores.

Estos han supuesto graves conflictos, abusos empresariales, acaparamiento de tierras, relocalización forzada, así como continuas amenazas, particularmente contra los Pueblos Indígenas, comunidades locales, mujeres y jóvenes. Sectores de la sociedad que están liderando el movimiento de resistencia ante la violación de derechos humanos a la que se están viendo sometidas “en nombre” de la lucha climática.

Las comunidades indígenas y los movimientos por la justicia climática hemos realizado una acción en la que se ha representando la destrucción que implican los mercados de carbono para los ecosistemas y las comunidades. Han sido representantes de las comunidades afectadas alrededor del mundo quienes han expresado su rechazo a esta falsa solución.

La única garantía de una reducción de emisiones real para hacer frente a la crisis climática es el abandono completo del uso de combustibles fósiles. Los colectivos consideran de vital importancia aportar y fijar un flujo suficiente de financiación del Norte al Sur Global. Así, reclaman a los países industrializados, principales responsables de la situación emergencia actual, que paguen la deuda ecológica que han generado históricamente según el principio de distribución equitativa de responsabilidades, incluyendo pérdidas y daños, y que propicien  una transición justa.