Un total de 53.423 docentes han perdido su empleo durante el mes de junio, según los datos publicados por la Seguridad Social. Se trata de la tercera cifra más alta de despidos durante este mes desde el comienzo de la crisis, pese a la prohibición de dar de baja a personal interino durante los meses de verano.

Y la situación no se detendrá ahí, si se atiende al comportamiento de cursos pasados. El año pasado, los 54.231 despidos de junio constituyeron la cifra más alta desde 2008 –aquel fue un curso de récord con 69.229 despidos–, pero en julio los números se duplicaron: 109.229 profesionales del sector pasaron a engrosar las listas del paro.

El Tribunal Supremo declaró el año pasado ilegal el cese de personal docente interino durante los meses de junio, julio y agosto y su posterior contratación el septiembre, una práctica habitual de las comunidades autónomas con el fin de ahorrar el gasto en nóminas durante el verano.

A raíz de esta sentencia, la Seguridad Social también dirigió una circular a las comunidades autónomas advirtiéndoles de manera expresa sobre la prohibición de esta práctica, pero parece que es algo que las administraciones han decidido saltarse a la torera.

El sindicato CSIF tiene judicializado la devolución de las cantidades que el personal interino dejó de percibir durante los años en los que las comunidades autónomas llevaban a cabo estas prácticas. Es decir, pretende que se devuelvan estos salarios de manera retroactiva puesto que el Supremo constató que era una práctica ilegal.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario