Pertenecer a ideologías que fomentan el odio tiene que tener sus consecuencias, y el protagonista de esta historia lo ha aprendido a las duras. A horas de que Timo Feucht, luchador alemán de la UFC de 24 años, debutase este 15 de julio en la Fight Island de Abu Dhabi enfrentándose al noruego Kennet Bergh, la organización decidió rescindir su contrato.

El motivo de la cancelación no fue otro que la vinculación, hace años, del luchador alemán con grupos neonazis y de ultraderecha, tal y como ha informado MMA Fighting.

En 2016, Feutch fue uno de los 215 detenidos por la Policía por provocar altercados y disturbios en una marcha convocada por el movimiento islamófobo ‘Pegida’ en Leipzig.

Al respecto, Feutch escribió en su última publicación de Instagram: «Fue un período de mi vida en que no estaba centrado en el deporte ni era padre, como lo soy ahora. Sí, en el pasado hice cosas de las que no estoy orgulloso. […] Por favor, no me juzguen por lo que hice hace casi cinco años. Era inmaduro y estaba con la gente equivocada. Por favor, miren lo que he sacrificado para llegar aquí. Por favor, miren el hombre en el que me he convertido. Descubrí las artes marciales y eso me salvó la vida».

En la información difundida por MMA Fighting, también se recoge que el luchador vio rescindido su contrato anteriormente de Brave FC por su vínculos con el nazismo, el mismo motivo que ha llevado a la UFC a despedirle.