La trama se centraba en el impago del IVA en la venta al por mayor de hidrocarburos mediante más de 300 empresas instrumentales y testaferros. «Se trata de las dos empresas más potentes que suministraban a gasolineras a nivel nacional», según ha detallado el teniente coronel Antonio Balas, jefe del Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO).

La ‘operación Drake’ es el «mayor golpe» contra este tipo de entramados, ya que ha dejado «prácticamente a cero» la capacidad de operar en España de estas empresas instrumentales para defraudar con la compra y venta de hidrocarburos.

La operación se ha desarrollado en las provincias de Castellón, Valencia, Lérida, Girona y Madrid.

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))