El diario El Mundo ha tenido acceso el testamento notarial del dictador Francisco Franco que otorgó el 20 de febrero de 1968 y la escritura de partición y adjudicación de herencia que su viuda, Carmen Polo y Martínez-Valdés, y su hija, Carmen Franco Polo, otorgaron el 18 de mayo de 1976 ante el notario Sergio González Collado y los albaceas Pedro Nieto Antúnez, ministro de Marina entre 1962 y 1969, y Fernando Fuertes de Villavicencio, general jefe de la Casa Civil e intendente general.

La sociedad conyugal de Francisco Franco y Carmen Polo, según este documento, tenía 28.500.315,38 pesetas (171.290 euros), que mediante actualización de la renta siguiendo la evolución del IPC equivale a 1.778.165 euros actuales. Carmen Polo se quedó con la mitad de su participación en los gananciales (14.250.157,69 pesetas) y el tercio de libre disposición (4.750.052,56 pesetas) tras la renuncia de la viuda de Franco a la cuota legal usufructuaria. Carmen Franco, por su parte, recibió 9.500.105,13 pesetas.

En cuatro cuentas diferentes, tres en Oviedo y una en Madrid, Franco y su mujer tenían un saldo total de 1.004.890,38 pesetas (6.039, 51 euros), en renta actualizada 62.693,04 euros. En acciones de diferentes compañías, 1.457.425 pesetas (8.759,30 euros), que hoy en día equivaldrían a 90.930,29 euros.

Fuente: El Mundo

Pero el grueso del patrimonio de Franco eran inmuebles. En total, la sociedad de gananciales de Franco y su mujer tenía en bienes inmuebles 26.028.000 pesetas (156.431 euros), que hoy serían unos 1.563.219 euros

Entre ellos inmuebles se encuentra el polémico el Pazo de Meirás, que en el cuaderno particional se denomina «Torres de Meirás, en la aldea de Meirás, Ayuntamiento de Sada y partido judicial de Betanzos». Se describe así: «Se compone de una gran extensión de terreno, dedicado a jardín huerta, prado y bosque, casa-palacio y otros pabellones destinados a otros servicios. Ocupa según el título una superficie de 56.892 metros cuadrados. Dentro de la finca existen las siguientes edificaciones:

I.- La Casa Palacio, emplazada en el centro aproximada del predio, con su fachada de 1.002 metros cuadrados y compuesta de dos grandes cuerpos…

II.- Y varios pabellones, en número de cinco actualmente, dos de ellos emplazados a uno y otro lado del camino de entrada a la finca…».

El conjunto de Meirás está valorado en 14 millones de pesetas (84.141,69), que hoy serían unos 840.827,91 euros. En los años sucesivos, Franco adquirió parcelas adyacentes al Pazo que se acabarían valorando en otros dos millones de pesetas, para un valor total del conjunto de 16 millones de pesetas.

Otro inmueble destacada es «la finca denominada Canto del Pico, en la carretera de Torrelodones a Hoyo de Manzanares», en Madrid, que fue donada por José María de Palacio y Abarzuza, conde de las Almenas, en su testamento en 1941.

Fuente: El Mundo

Las cláusulas del testamento.

Primera: «Hace constar que profesa la Religión Católica; Apostólica Romana, en cuya fe ha vivido y protesta vivir y morir, dejando a la libre determinación de sus herederos, que luego nombrará, todo lo relativo a su entierro, funeral y demás sufragios que deben celebrarse por su alma. (…)

Tercera: Lega a su esposa Carmen Polo y Martínez-Valdés, en pleno dominio, el tercio de libre disposición de sus bienes sin perjuicio de la cuota vidual usufructuaria que por Ley le corresponde. (…)

Cuarta: En el remanente de todos sus bienes, créditos, derechos y acciones, presentes y futuros, instituye y nombra heredera a su citada hija Doña Carmen Franco Polo». (…) El testador hace constar expresamente su deseo, que espera sea respetado y cumplido por su hija, que mientras viva su esposa no se practique la división de la herencia, sino que esta se administre y usufructúe todos los bienes en que la misma consista». Ocho años después, el 18 de mayo de 1976, Carmen Polo y su hija, marquesa de Villaverde, abrían el testamento ante el notario Sergio González Collado.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario