La Unidad de Asuntos Internos ha detenido este viernes a Gemma Alcalá, la mujer del excomisario José Manuel Villarejo, en una operación bajo la dirección de la Fiscalía Anticorrupción en el que hay otros cuatro arrestos, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Las detenciones se han llevado a cabo por los delito de organización criminal, infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos. Todos los arrestados, según precisan las citadas fuentes, forman parte del entorno de Villarejo.

Gemma Alcalá fue una de las personas que ya fue detenida en la operación de la Audiencia Nacional en la que en noviembre de 2017 fue arrestado Villarejo, excomisario de la Policía que se encuentra desde entonces en prisión provisional.

El juez instructor de la ‘operación Tándem’, Manuel García-Castellón, le ha tomado declaración a Alcalá junto al socio de Villarejo en la empresa Cenyt, Rafael Redondo, y otros investigados relacionadas con la trama liderada por este excomisario en prisión por delitos de corrupción.

En una de las piezas del caso, la número dos, denominada ‘Iron’, la Fiscalía Anticorrupción solicitó el pasado mes de junio 57 años de cárcel y una multa de más de 700.000 euros para Villarejo y una pena de 52 años para el comisario Enrique García Castaño.

También se acusaba a otras doce personas, incluyendo a Gemma Alcalá, para quien se solicitó 46 años y nueve meses de prisión. En esta pieza se investiga el encargo del despacho de abogados Herrero & Asociados de espiar a un bufete de la competencia.