La Guardia Civil, en el marco de la operación «Santero», ha detenido en Tenerife a cinco personas de una misma familia por extorsionar a una mujer simulando el secuestro de su hija, contando para ello con la participación de esta última.

En un vídeo grabado por los supuestos secuestradores la joven aparece con los ojos tapados con un pañuelo, con manchas de sangre falsa en la cara y con un cuchillo en el cuello que sostiene un hombre que se encuentra detrás de ella y que va completamente cubierto.

Entre lágrimas y con la voz entrecortada se dirige a su madre diciendo: «Mami, me han secuestrado mami y no sé por qué, porque yo no he hecho nada mami. Piden 50.000 euros mami y yo no sé de dónde los vas a sacar. No puedes decirla nada a papi, ni a la policía ni a nadie mami porque tienen micrófonos en casa y si lo hace me van a matar».

Detenida una joven en Tenerife por simular su secuestro y pedirle a su madre 50.000€ de rescate
Detenida una joven en Tenerife por simular su secuestro y pedirle a su madre 50.000€ de rescate

«Si me quieres ver viva tienes que pagarlo»

«Y ya me pegaron para que vea que no están vacilando, mami. Si me quieres ver viva tienes que pagarlo. Y yo no quiero que me pase nada, ni que los vayan a buscar a ustedes por decirle algo a alguien, mami. No puedes decirle nada a nadie».

«Tienes que dejar los 50.000 euros en bolsas nada más en el campo de fútbol en una piedra. Yo no quiero que me pase nada y a ustedes tampoco. Mami, no puedes decir nada porque ellos se van a enterar. Paga el dinero mañana mami, por favor. Tengo miedo y no he comido nada».

La víctima el engaño acudió a la Guardia Civil

Tras recibir el vídeo la madre de la joven retira de una entidad bancaria los 50.000 euros exigidos para la liberación de su hija y, a pesar de que su hija le pedía que no dijese nada a nadie, la víctima del engaño acudió a la Guardia Civil que inició una investigación en el marco de la operación Santero.

Los investigadores descubrieron que la víctima ya había sido engañada en al menos tres ocasiones anteriores, en las que había entregado la cantidad total de 45.000 euros, tras recibir tres cartas con amenazas contra la vida de su hija.

La Guardia Civil centró la investigación en la pareja sentimental de la supuesta secuestrada y, tras dar por cierto el vídeo recibido, activaron el protocolo de secuestro, contando con especialistas de la Unidad Central Operativa. También se activó un módulo especial de intervención del GRS-8, que permaneció en alerta por si fuera necesaria su intervención para la liberación de la secuestrada.

Cinco detenidos acusados de simulación de delito y extorsión

Los agentes descubrieron que la chica se encontraba en perfecto estado y que no estaba ni golpeada ni privada de libertad, por lo que procedieron a detenerla junto a su pareja y tres miembros más de la familia del hombre por simulación de delito y extorsión.

En el momento de la detención, la protagonista del vídeo y la familia de su pareja se encontraban en un salón de juegos, donde supuestamente gastaban parte del dinero solicitado a la madre de la joven.

En el registro domiciliario los agentes encontraron el arma blanca, el pañuelo con el que amordazaron a la joven y un bote de sangre artificial utilizados en la grabación del vídeo.

DEJA UNA RESPUESTA