Un adolescente de 17 años, que en la jornada de protestas del martes disparó y asesinó a dos personas que protestaban en la ciudad de Kenosha por la violencia policial ejercida contra Jacob Blake, ha sido detenido.

Kyle Rittenhouse, que así se llama, es un ultraderechista que cruzó la frontera desde Illinois portando un rifle de grandes dimensiones y se sumó a los grupos que, armados, decían «proteger los negocios».

Asesinó en la calle a dos manifestantes de 26 y 36 años e hirió a un tercero poco después del toque de queda impuesto desde las ocho de la noche por las autoridades municipales. Ahora se enfrenta a cargos de homicidio, según han confirmado las autoridades estatales.

Rittenhouse había concedido una entrevista a The Daily Caller momentos antes del tiroteo en la que aseguraba que portaba el rifle «para protegerse» y que aquel era «su trabajo». El joven formaba parte de la Guardia de Kenosha, una milicia paramilitar de extrema derecha que había confirmado su presencia en las calles durante la tercera jornada de manifestaciones.