Un exministro del Gobierno ruso, Mijaíl Abizov, fue detenido hoy por malversación de fondos públicos por valor de 4.000 millones de rublos, unos 62 millones de dólares, según informó el Comité de Instrucción de Rusia (CIR).

Abizov, que se encargó de coordinar el trabajo del Ejecutivo ruso entre 2012 y 2018, fue acusado por el CIR de dirigir una red criminal que sacó ilegalmente del país dinero que era propiedad de los accionistas de dos compañías eléctricas, según medios locales.

Según la acusación, el exministro y sus cómplices engañaron a los accionistas de dos compañías con sede en la ciudad siberiana de Novosibirsk.

Abizov, que fue detenido al volver al país del exterior nada más cruzar la frontera, tras ser engañado por los investigadores, podría ser condenado a hasta 20 de cárcel.

Actualmente, el exministro, de 46 años, residía entre Italia y Estados Unidos y dirigía una de las mayores compañías de ingeniería del país, E4 Group.

Según el Kremlin, tanto el presidente, Vladímir Putin, como el primer ministro, Dmitri Medvédev, han sido informados debidamente de la detención y de la marcha de la investigación.

En diciembre de 2017 la Justicia rusa ya condenó a ocho años de cárcel por soborno al extitular de Economía, Alexéi Uliukáyev, el primer ministro ruso que era condenado desde 1991.