En respuesta a la detención arbitraria del investigador egipcio Patrick Zaki, quien actualmente cursa estudios de posgrado sobre género en Italia y que fue detenido el viernes pasado a su llegada a El Cairo por “difundir noticias falsas” e «incitar a la protesta» entre otros cargos, Philip Luther, director de Investigación e Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, ha declarado:

La detención arbitraria y tortura de Patrick Zaki a manos de las autoridades sólo es un ejemplo más de la arraigada represión ejercida por el Estado contra supuestos opositores y personas que defienden los derechos humanos, que alcanza cotas más osadas cada día que pasa.

Pedimos a las autoridades la libertad inmediata e incondicional de Patrick, detenido únicamente por su labor de derechos humanos y sus opiniones expresadas en redes sociales. Deben abrir una investigación independiente sobre las torturas que ha sufrido y garantizar urgentemente su protección.”

Información complementaria

Patrick Zaki es investigador especializado en género para la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales y estudiante de posgrado en Italia. Según su abogado, Samuel Tharwat, agentes de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) tuvieron a Patrick esposado y con los ojos vendados durante las 17 horas que duró su interrogatorio en el aeropuerto y después en un centro no revelado de la NSA en Mansura, durante el cual lo interrogaron por su trabajo de derechos humanos y el propósito de su residencia en Italia. A lo largo del interrogatorio fue amenazado con frecuencia y sufrió golpes en el estómago y la espalda así como tortura con descargas eléctricas.

El 8 de febrero, la fiscalía ordenó su detención durante 15 días mientras se realizaban investigaciones.