Según ha informado la Policía Local en rueda de prensa, la madre escribió a su hija desde Palma, mediante un servicio de mensajería instantánea, explicándole la situación. «Si me pasa algo, que sepáis que os he querido mucho», le llegó a decir.

Tras esto, la hija se puso en contacto con varios contactos que tenía en Mallorca que dieron aviso a la Policía Local.

Así, varios agentes de este cuerpo se personaron en el domicilio y detuvieron al sospechoso que tenía un cuchillo de grandes dimensiones junto a él.

Cabe resaltar que, inicialmente, la madre negó los hechos, pero tras ver los mensajes que le había enviado a su hija se ha procedido a detener a su pareja.