La mochila con la que va a llegar Díaz Ayuso a la presidencia de la Comunidad de Madrid está cargada de irregularidades. La última es que Sismédica S.L., la empresa de Ayuso y su hermano, tiene una deuda con el Ayuntamiento de Madrid por no pagar el IBI durante cinco años.

Según la información publicada por ‘infoLibre’, el inmueble que originó la deuda es un local de oficinas de 180 metros cuadrados situado en la calle Antonio López de Madrid. Isabel Díaz Ayuso y su hermano Tomás fueron dueños –cada uno tenía el 50% a través de la sociedad Sismédica SL– del inmueble entre el 16 de abril de 2012 y el 18 de octubre de 2017. Ese fue el periodo en el que se generó la deuda tributaria con el Ayuntamiento de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso y su hermano aceptaron que su padre les donase a cada uno el 50% de las participaciones de Sismédica SL. La operación, realizada ante notario el 16 de abril de 2012, es sospechosa de alzamiento de bienes ya que en ese momento el padre era avalista solidario de una deuda de 400.000 euros con Avalmadrid que ya estaba en mora.

Sismédica también presentó impagos que desembocaron en el embargo del local en el 2017, que se había hipotecado como garantía de un banco.

El citado diario se ha puesto en contacto con el equipo de Díaz Ayuso y un portavoz ha destacado que el inmueble «estaba en proceso de subasta» desde hacía años.