El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso afronta una nueva dimisión. La responsable de Atención
Primaria de la Comunidad de Madrid, Marta Sánchez-Celaya, dimite.

Sánchez-Celaya es médico de familia y ocupaba desde hace cinco años la Gerencia de Atención Primaria de la sanidad madrileña. Según fuentes de la consejería de Sanidad, no se trata de una dimisión sino de un «cese a petición propia». Ocupaba este puesto desde 2015.

Antes, fue coordinadora de Direcciones de Continuidad Asistencial del Sermas. Licenciada en Medicina, médico de Familia, y diplomada superior en Metodología de Investigación. Ha sido directora de Continuidad Asistencial del Hospital Universitario Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), jefa de estudios de la antigua Gerencia de Atención Primaria, jefe de estudios de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria y durante 14 años ha ejercido como médico de familia asistencial, y entre otros, en el Centro de Salud Rafael Alberti.

Más y más dimisiones

El pasado mes de mayo, dimitió la directora general de Salud Pública, y ese mismo día se anunció el fichaje de Antonio Zapatero, ex director del Hospital de Ifema, como viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid.

También dimitió, el pasado septiembre, Emilio Bouza, portavoz del Grupo Covid, a las 48 horas de haber llegado al cargo, ante las diferencias que observó entre las administraciones que integran este grupo de trabajo.