El director general de Información Nacional de Moncloa, el periodista Alberto Pozas, ha dimitido de su cargo porque considera que está siendo «utilizado para atacar al Gobierno y al presidente» en el caso del espionaje a Pablo Iglesias.

Según declaró hace unos días en la Audiencia Nacional el excomisario José Manuel Villarejo fue el director de Interviu (entonces Pozas) quien le facilitó un «pen drive» con copia de los datos del teléfono del líder de Podemos, que habían recibido en la redacción de la citada revista y que no pensaban publicar.

En un comunicado remitido a los periodistas que cubren habitualmente la información de Moncloa, Pozas explica que presentó ayer su dimisión, que hoy ha sido aceptada.

El periodista considera que está siendo utilizado para atacar al Gobierno y al Presidente y eso es algo, ha dicho, que no puede permitir.