«No cometí ninguna ilegalidad en ningún momento y siempre cumplí con mis obligaciones de todo tipo sin vulnerar la ley», ha indicado en su carta de dimisión a la que ha tenido acceso Europa Press, añadiendo, no obstante, que no quiere que con este asunto «se perjudique al nuevo Gobierno del cambio en Andalucía que vino a cambiar esta región; ni a mi familia ni a mi partido».

Ha recordado que ha puesto a disposición de Ciudadanos su cargo pero cree que «no son instantes de defender posiciones ante nadie porque la verdad no necesita ser defendida». Guijarro ha considerado que esta situación conlleva «una tensión en personas y equipos que no se lo merecen y tienen que trabajar en mejorar la región tras 37 años de gobierno socialista».