El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, uno de los hombres más cercanos al presidente Emmanuel Macron, dimitió este miércoles para presentar, salvo imprevistos, su candidatura a las próximas elecciones por la Alcaldía de París.

Junto a Griveaux, el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, anunció también la salida de otros dos miembros del Gobierno: la secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, que encabezará la lista del partido de Macron en las elecciones europeas, y el secretario de Estado del Digital, Mounir Mahjoubi.

Este último podría también presentarse a las elecciones municipales en París que se celebrarán el año que viene, según coincide prensa y analistas franceses.

Griveaux publicó un mensaje de despedida en las redes sociales en el que no confirmó su candidatura a la Alcaldía parisina, ahora en manos de la socialista Anne Hidalgo, pero donde sí adelantó que «una página se cierra, (pero) otra va a escribirse».

Aseguró que ha tomado su decisión «de pleno acuerdo con el presidente de la República y el primer ministro», Édouard Philippe, y les agradeció su confianza por «una formidable aventura humana al servicio de los franceses».

El hasta ahora portavoz gubernamental recordó su paso por el Ejecutivo, primero como secretario de Estado de Economía y Finanzas, donde trabajó por que París acogiese la sede de la Autoridad Bancaria Europea, que dejará Londres por el «brexit».

Griveaux forma parte del núcleo duro que ha acompañado a Macron desde el inicio de su aventura política en solitario y se le considera como uno de los hombres que gozan de la plena confianza del presidente.

Aunque tampoco lo ha oficializado, es previsible que Mahjoubi dispute a Griveaux la cabeza de lista del partido de Macron, La República en Marcha, para las elecciones a la Alcaldía de la capital francesa.

Para ese misma candidatura se han postulado con mayor o menor intensidad otras figuras políticas, como el matemático y diputado «macronista» Cedric Villani.

DEJA UNA RESPUESTA