La Policía Nacional ha detenido a dos representantes de una entidad religiosa que captaban fondos de sus fieles con la excusa de adquirir un terreno destinado a la construcción de una iglesia en la localidad de Marbella, Málaga.

Llegaron a estafar, supuestamente, 30.000 euros que, según la investigación, era destinado a fines particulares de los sospechosos. Los detenidos, una mujer y un hombre, de 46 y 64 años, figuran como un administrador de la tesorería de la entidad y una de las fundadoras de la misma.

La red habría adquirido 30.000 euros en metálico y una vivienda propiedad de una de las fieles, que esta cedió y puso a nombre de uno de los investigados, quien a su vez procedió a su reventa.

Al retrasarse la adquisición de los terrenos y obtener respuestas evasivas por los dirigentes de la entidad, varios fieles interpusieron denuncias contra dicha congregación religiosa por estafa; conociéndose hasta la fecha siete personas afectadas. Los perjudicados habrían sido amenazados con la expulsión de la entidad religiosa y la retirada de «privilegios» si no realizaban sus contribuciones.

El Grupo de Delincuencia Económica adscrito a la Brigada Local de Policía Judicial de Marbella comprobó la veracidad de los hechos y localizó a los presuntos responsables, que fueron detenidos en Mijas (Málaga) por su presunta implicación en los delitos de estafa y pertenencia al grupo criminal.