Ayer se vivió en el Congreso de los Diputados una esperpéntica situación durante el debate sobre la Ley de la Eutanasia. Según explicaba Pablo Iglesias a través de sus redes sociales, uno de los diputados de la derecha, que no ha tenido la decencia de identificarse, ha calificado de «repugnante» la defensa que Echenique estaba haciendo sobre la eutanasia durante su intervención.

El portavoz de la formación morada ha criticado en su discurso las acusaciones del PP de que el Gobierno busca aprobar la ley de eutanasia para «evitar costes del estado de bienestar». «Qué falta de escrúpulos, qué cosas más repugnantes tenemos que oír a veces en esta cámara, señorías. Qué cosas más repugnantes», ha señalado Echenique.

Acto seguido, un diputado de la bancada de la derecha ha interrumpido al portavoz: «Es repugnante que tú defiendas esto». Inmediatamente después, Pablo Iglesias ha preguntado en alto quién ha dicho esa frase, actitud por la que ha pedido perdón a través de las redes sociales. «Me ha podido la rabia y he preguntado en alto quién ha dicho eso. Pido disculpas por ello».

A pesar de las disculpas, Iglesias se ha reafirmado en que «ese diputado debe dar la cara y pedir perdón a Pablo». Mientras, el portavoz de la formación ha querido rebajar la tensión y proseguir con su discurso. «Continúo».

Echenique ha terminado su intervención aludiendo al artículo 143 del Código Penal: «Lo que Ramona Maneiro hizo por Ramón Sampedro, lo que Ángel Hernández hizo por María José Carrasco, no puede ser un delito que conlleve de seis a diez años de prisión, porque lo que hicieron fue devolverles a sus seres queridos la libertad, y fue un acto de amor».