Este lunes el grupo mediático alemán Axel Springer ha despedido, con efectos inmediatos, al director del diario sensacionalista Bild, Julian Reichelt, por “conducta inapropiada” y no separar como corresponde “lo privado de lo profesional”, además de haber mentido a la junta directiva. Medios alemanes, especialmente, The New York Times, se hicieron eco de un posible caso de acoso sexual y de su relación con una becaria en la redacción del diario.

Fuentes de la compañía comunicaron esa decisión, así como el nombramiento para su puesto de Johannes Boie, hasta ahora al frente de la edición dominical de Die Welt, asimismo del grupo Springer.

A principios de año, Reichelt ya estuvo apartado durante unos meses de la dirección tras admitir haber tenido relaciones con mujeres de la redacción, pero una investigación interna, en la que participó el despacho de abogados Freshfields, no encontró motivos para apartarle de su puesto.

«El Consejo de Administración se enteró de que Julian Reichelt no había separado claramente los asuntos privados de los profesionales incluso después de que concluyera la investigación en primavera», ha dicho la empresa.

El director del diario "Bild" despedido por "conducta inapropiada" / Imagen: EFE, EPA, Clemens Bilan
El director del diario «Bild» despedido por «conducta inapropiada» / Imagen: EFE, EPA, Clemens Bilan

El despido se ha producido un día después de que The New York Times publicara una columna con detalles sobre el comportamiento de Reichelt. El texto indica que, en 2016, el director de Bild, cuando contaba con 36 años, tuvo una aventura con una becaria de 25, a la que posteriormente ascendió a un puesto de mayor responsabilidad. “Así funciona siempre en Bild. Quien se acuesta con el jefe consigue un trabajo mejor”, dijo la mujer a los investigadores.

El “sistema Riechelt”

El “sistema Riechelt”, tal y como explica la revista más importante de Alemania Der Spiegel, consistía en que el director invitaba a las becarias a cenar vía Instagram. Después, algunas de ellas ascendían de puesto con la misma rapidez que caían. Los periodistas  de Der Spiegel, que destaparon la historia, escribieron que “Reichelt ha creado una cultura del miedo en la redacción que ahora dificulta el esclarecimiento de los casos”.

DEJA UNA RESPUESTA