Las autoridades griegas están buscando a uno de los principales miembros del partido de extrema derecha Amanecer Dorado después de negarse a entregarse tras una decisión judicial que ordenó su encarcelamiento.

La policía busca a Christos Pappas, de 58 años, ya oficialmente considerado fugitivo después de una decisión judicial del jueves que ordenaba que un total de 39 personas, incluidos 13 líderes de Amanecer Dorado, fueran encarcelados después de ser condenados por dirigir el partido como una organización criminal. Todos, menos dos, ya están detenidos.

El abogado de Pappas, Periklis Stavrianakis, dijo a la emisora estatal griega ERT que su cliente no se entregaría porque consideraba que su condena será anulada en la apelación, lo que implicaría que ha cumplido una pena de prisión que podría ser revocada.

El otro dirigente de Amanecer Dorado que aún no está detenido es Ioannis Lagos, actualmente miembro del parlamento europeo que vive en Bruselas y está amparado por la inmunidad que le otorga su cargo. Las 37 personas bajo custodia, incluido el líder del partido Nikos Michaloliakos, sean trasladadas a prisiones de todo el país.