El medio infoLibre publicaba el pasado viernes un artículo en el que abordaba el tema del Ingreso Mínimo Vital, que no ha llegado ni de lejos a las personas que se pretendía alcanzar para combatir los efectos de la pandemia.

El Ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha reconocido que se han recogido y tramitado más de 1,2 millones de solicitudes para la prestación, de las que se han aceptado 160.000, y que no se va a llegar a los 850.000 hogares que se preveía.

Para explicar por qué alguna de las solicitudes han sido rechazadas, Escrivá ha señalado que no sabe si se debe a que algunos hogares superan el límite de renta y patrimonios exigido para poder recibir la ayuda. «No sabemos si los niveles de renta y patrimonio establecidos es más elevado de lo que pensábamos», ha indicado.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que la complicación de rellenar los documentos también pueda ser consecuencia de esta situación, el ministro de Inclusión y Seguridad Social ha indicado que el mayor proceso puedan ser los documentos a añadir y que se ha mejorado eliminando la exigencia de alguno de ellos.

El Ingreso Mínimo vital, puesto en marcha el pasado 29 de mayo, solo se ha concedido a menos del 20% de las personas que lo habían solicitado, algo que Escrivá trata de mitigar creando una pasarela que pretende acordar con cada una de las comunidades autónomas para que quienes ya cobraban una Renta Mínima de Inserción (RMI) por parte de los servicios sociales autonómicos pasen automáticamente a percibir el IMV, según ha podido saber infoLibre.

Se abre una posibilidad para doblar el número de receptores del Ingreso Mínimo Vital al reducir la burocracia
Se abre una posibilidad para doblar el número de receptores del Ingreso Mínimo Vital al reducir la burocracia

En 2019 eran perceptoras de rentas mínimas prácticamente el doble que la de personas a las que les ha sido concedido el Ingreso Mínimo Vital

De acuerdo con el Informe de Rentas Mínimas de Inserción relativo al año 2019, antes de la creación del Ingreso Mínimo vital, en España había 297.183 personas perceptoras de rentas mínimas, es decir, prácticamente el doble que a las que se les ha concedido el IMV.

Según el Gobierno, con la Comunidad de Aragón ya han acordado una de esas pasarelas para poder reconocer rentas autonómicas a través de procesos automatizados y es la primera región que ya les ha enviado sus ficheros contrastados. Se espera que a todos los beneficiarios de la renta autonómica en Aragón, al igual que otras muchas las autonomías que envíen los archivos para poder realizar la operación, se les reconozca el ingreso en las próximas semanas tras verificar si reúnen los requisitos para el IMV.

Tal y como recoge el Real Decreto Ley 20/2020 del 29 de mayo, «las comunidades autónomas, si han obtenido la conformidad para la remisión de los datos de sus beneficiarios al Instituto Nacional de la Seguridad Social a efectos del reconocimiento de la prestación, comunicaran al referido Instituto, a través de los protocolos telemáticos de intercambio de información habilitados al efecto, los datos necesarios para la identificación de los potenciales beneficiarios».

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales llevan ya tiempo reivindicando al Ministerio de Escrivá la creación de una pasarela para que los perceptores de rentas mínimas cobrasen automáticamente el IMV.

José Luis Escrivá eliminó en septiembre el requisito de estar inscrito en el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), pero otras condiciones como llevar tres años empadronado en el lugar de la solicitud continúa teniendo muchos detractores.

Aunque los mayores obstáculos, tal y como informa infoLibre, han sido la «disparidad de mecanismos de gestión autonómicos» y la «disparidad de requisitos de acceso a la renta autonómica».
Un solicitante en Navarra o País Vasco tiene hasta ocho veces más opciones de recibir una renta mínima que en el resto de España, de hecho, en Navarra obtienen la renta el 70% de los solicitantes y en Euskadi el 63%.