Juan García-Gallardo este miércoles se deleitava en su ensimismamiento provocador que lo caracteriza. «Golpistas, filoterroristas, comunistas, herederos de ETA», han sido los insultos que este lanzaba contra la bancada de la izquierda.

Ante esto el presidente de las Cortes, de Vox, seguía impertérrito mientras García-Gallardo acusaba a Sánchez de «jefe de una banda» y de «vender la Patria a cualquier precio superando cualquier límite moral y cualquier barrera que se haya conocido en Democracia».

Sin embargo, minutos después tomaba la palabra el procurador de Unidas Podemos, Pablo Fernández: «Señor, usted encarna lo peor de la política. Usted es alguien que profesa con delectación la ideología fascistas. Es alguien que tiene un discurso racista, machista, homófobo, xenófobo y clasista», indicaba.

Es entonces cuando Pollán impugna de repente la intervención del dirigente de Unidas Podemos a quien le retira la palabra y le llama al orden en reiteradas ocasiones.

«Sí, son FASCISTAS. Detestan la democracia. Y esto es lo que pasa cuando presiden una institución como las Cortes de CyL. Que lo vea todo el mundo. Vergüenza» apuntaba posteriormente en Twitter.

DEJA UNA RESPUESTA