Unos 500 coches recorrieron ayer sábado la Avenida de los Descubrimientos de Ciudad Real, frente al Hospital General Universitario, en la manifestación convocada por Vox contra el Gobierno.

Frente al citado Hospital se ha vivido momentos de gran tensión, cuando dos enfermeras del centro sanitario han plantado cara a los manifestantes de ultraderecha y han cortado el tráfico en un paso de peatones, recibiendo los insultos de los participantes en el acto de protesta.

Cada una de ellas llevaba un cartel en la que se podía leer los lemas «Vuestras banderas no curan», «Las sanitarias curando, los fascistas contagiando» o «El fascismo también es un virus».

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) las sancionaron a ellas, no a ninguno de los manifestantes independientemente de los insultos, por desobediencia a la autoridad. Las trabajadoras sanitarias anuncian la creación de un crowfunding para poder pagar las posibles sanciones.

Para más inri, el diputado de Vox por Ciudad Real Ricardo Chamorro ha tachado a estas enfermeras de «extrema izquierda» basándose en sus características físicas: «Ese flequillo, esos modales, ese lenguaje».