The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica. Su website recibe más de 2 millones de visitas cada día de media y, aunque su línea suele ser conservadora, es reconocido como uno de los medios económicos más reputados del mundo. Que un diario de este nivel señale con el dedo la deficiente gestión de Madrid no es buena noticia.

El medio asegura que en tiempos normales, la Gran Vía de Madrid es el escaparate de España al mundo, pero ahora está casi vacío y es un testimonio vivo del «daño económico de la pandemia y de la creciente divergencia que se está dando en el corazón de la eurozona».

Cita a comerciantes del bulevar madrileño que detallan que están vendiendo una veinteava parte que hace un año y temen que tendrán que cerrar por motivos económicos. Señala el diario que la zona peatonal y comercial de Zeil en Frankfurt está llena de gente consumiendo, lo que genera un triste contraste que deja por los suelos la gestión madrileña.

Recuerda el The Financial Time que antes de la pandemia, España crecía más rápido que la media de la eurozona, mientras Alemania estaba al borde de la recesión. La economía española se ha contraído un 22% en el primer semestre de 2020 por un 12% de la alemana y además la recuperación está siendo desigual, ya que mientras las ventas minoristas en Alemania están en niveles prepandemia desde mayo, en España aún siguen por detrás y se está viendo afectada por la dependencia del turismo y otros problemas estructurales.

Se fija el medio que esta recuperación a dos velocidades se extiende también, en mayor o menor grado, geográficamente por el continente y está haciendo que el norte «más fuerte fiscalmente» se esté relanzando más rápido que el sur «más endeudado», lo que aumenta las tensiones y dificulta la adopción de políticas monetarias comunes.

Finaliza señalando que aunque con el fondo de recuperación, la UE va a intentar corregir estos desequilibrios, las discusiones políticas en España sobre el plan de recuperación, las dificultades para aprobar un presupuesto y negociar la extensión de los ERTEs condicionan la economía del país.

Fuente: The Financial Times, Radiocable.