El portavoz del área de aguas de Ecologistas en Acción, Santiago Martín Barajas, ha celebrado la decisión del Tribunal Supremo de anular parcialmente el Plan Hidrológico del Tajo y pide al Gobierno respeto a la Directiva Marco del Agua y a la normativa nacional en esta materia.

Ecologistas en Acción estaba convencido de que los tribunales darían la razón a las reclamaciones interpuestas por las distintas asociaciones porque los caudales fijados en el texto eran “ridículos” y contravenían las leyes vigentes, ha denunciado en declaraciones a Efe el portavoz.

La decisión del alto tribunal obligará a la Confederación Hidrográfica a que el trasvase fije unos caudales ecológicos en los embalses en cabecera, lo que obligará a modificar el volumen de agua a trasvasar.

El plan no cumplía la propia normativa española en materia de aguas ni la directiva europea, según Martín Barajas, ya que no fijaban caudales o los especificados eran “insuficientes”.

Aunque el actual plan fue aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, la asociación ha pedido al actual Ejecutivo que “no hable de la herencia recibida”, ya que su política ha sido similar al equipo anterior.

“La política de ahora es la misma que antes, el desprecio absoluto de los caudales ambientales”, añade el portavoz.

El Gobierno en cambio ha asegurado hoy que la sentencia avala la nueva política del agua en la que trabaja y que la revisión de los planes hidrológicos actualmente en tramitación, ya incluye -en el caso del Tajo- la dotación de caudales ambientales.

Deja un comentario