A las cuatro de la mañana, con nocturnidad, la policía municipal desalojaba el edificio donde se alojaba La Ingobernable en la calle Gobernador 39 de Madrid. Ecologistas en Acción de Madrid lamenta y condena la orden perpetrada por el Ayuntamiento de la ciudad.

Frente a quienes generan ciudades escaparate llenas de coches que expulsan a la vecindad, frente a quienes gobiernan para la elite financiera, La Ingobernable ha nutrido de vida a la ciudad de Madrid, ha fomentado la participación ciudadana y ha acercado la política a la sociedad madrileña. Entre sus paredes, de manera autogestionada y voluntaria, se han realizado talleres, charlas, exposiciones y jornadas, y también ha servido de alojamiento en momentos de emergencias para personas desplazadas o sin hogar que no han recibido atención institucional. Las grandes movilizaciones feministas y ecologistas de estos últimos años se han gestado ahí. Todo junto ha supuesto más labor política, social y cultural de la que el Ayuntamiento de Madrid puede presumir.

Ecologistas en Acción de Madrid ha sido parte ese espacio. Sin ir más lejos mañana día 14 estaba convocada una mesa redonda sobre los incendios en la selva. Un lugar en el que se ha interactuado con otros colectivos madrileños, se ha convivido, se ha aprendido y se ha dignificado el arte de la política, ese que tanto denostan quienes se sientan en sillones municipales.

Cuando más se necesita una sociedad organizada para afrontar la crisis socioecológica, el alcalde del Partido Popular, el partido que regaló este edificio vacío y sin uso a sus amigos, hoy desaloja este edificio. Un alcalde que teme a quienes se organizan desde abajo. Un alcalde que además ha decidido declararle la guerra al aire limpio, a las bicicletas y los carriles bici, a quienes caminan o a quienes quieren ejercer el derecho a la participación ciudadana. Un alcalde que le ha declarado la guerra a la vida.

Pero Ecologistas en Acción de Madrid le quiere advertir dos cosas a José Luis Martínez-Almeida:

  1. La vida siempre gana, se regenera, busca sus huecos, resurge. Usted no puede ganar.
  2. La Ingobernable es también indesalojable. Usted ha desalojado un edificio, que probablemente volverá a estar vacío y sin uso, pero su gente y sus iniciativas, sus ideas e ilusiones siguen vivas. Y se las va a seguir encontrando.

Por último, Ecologistas en Acción llama a la ciudadanía madrileña a acudir a la concentración de repulsa por el desalojo que tendrá lugar hoy miércoles a las 19:00 frente al edificio.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario