Eldiario.es


Una deficiente gestión económica, un aumento de la desigualdad o la desprotección de los recursos naturales son algunas de las críticas que la formación de izquierda Frente Guasu ha vertido sobre el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, un día después de que presentara su primer informe de gestión.

La formación, liderada por el expresidente Fernando Lugo (2008-2012), emitió este martes un comunicado en el que acusa al Ejecutivo de «beneficiar a una minoría, en detrimento de los más de siete millones de paraguayas y paraguayos» durante su primer año de mandato.

Sus críticas se centran principalmente en el área económica, ya que responsabilizan a Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, de ser responsable de una gestión «absolutamente deficiente» y de no aplicar medidas para paliar la recesión.

«Venimos teniendo un proceso de desaceleración económica desde hace meses, sin que sea vea una política clara y efectiva para enfrentar esta situación», indica el comunicado.

En su discurso en el Congreso, el mandatario reconoció el efecto negativo que ha tenido en la economía paraguaya el clima, la crisis de Argentina y Brasil o la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Desde el Frente Guasu criticaron que solo citase «factores ajenos a su Administración» y ponen en valor el «paquete de medidas anticíclicas» que Lugo impulso en 2008 para tratar de frenar la crisis económica mundial.

«Este Gobierno, para paliar el déficit fiscal que tiene nuestro país, solo se reduce a continuar con la política de endeudamiento que embarga preocupantemente nuestra economía por décadas», agrega el comunicado.

En el apartado social, la formación acusa al Gobierno de Abdo Benítez de «favorecer nuevamente a los sectores más poderosos» como los agroexportadores, en vez de acompañar a los pequeños agricultores.

En ese sentido, recuerdan que sus propuestas para aumentar los impuestos a la soja y el tabaco fueron rechazadas.

Asimismo, el Frente Guasu alerta de que Abdo Benítez «pasó por alto» durante su discurso la situación medioambiental de Paraguay que ocupa «el primer lugar a nivel regional en materia de deforestación» y presenta «altos niveles de contaminación» en sus recursos hídricos.

También recriminan al presidente no haber mantenido una «defensa clara» de los recursos del país, en un periodo de negociación política sobre los acuerdos de explotación de las presas de Itaipú, compartida con Brasil, y Yacyreta, con Argentina.

En materia de derechos humanos, la formación añade que el país «sigue incumpliendo fallos de organismos internacionales como la Comisión Mundial contra Tortura de la ONU».

Abdo Benítez puso en valor el jueves ante el Congreso sus políticas desde que llegó al poder, en agosto del año pasado.

Sin embargo, el mandatario reconoció que se trata de un año «especialmente difícil» a causa del contexto económico regional y de las fuertes lluvias, que golpearon la producción local y dejaron miles de desplazados.

Entre sus principales argumentos de gestión, defendió el aumento en las incautaciones al narcotráfico, el éxito del acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, o la sentencia a favor en el juicio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por un supuesto caso de torturas de 2002.

Ver en Eldiario.es

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario