Eduardo Corrales, candidato al Parlamento Europeo por el Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE) ha declarado a la prensa que “la UE promueve una cultura mercantilizada, con el único fin de dotar de beneficios económicos a los monopolios europeos”.

Corrales, que es Secretario de Comunicación del PCTE, explica que “la UE, en su Agenda Europea para la Cultura, deja claro que la promoción cultural se plantea como un agente económico y catalizador del crecimiento, el empleo, la innovación y la competitividad”. En palabras del candidato comunista, la propia Unión expresa abiertamente sus fines con respecto al valor que para ella tienen la cultura y la ciencia.

A este respecto señala que “el programa marco de investigación e innovación de la Unión Europea, Horizonte Europa, cuenta con un presupuesto totalmente insuficiente (100.000 millones de euros para todos los países miembros), de modo que abre la puerta a la entrada masiva de capital privado”.
El candidato comunista apunta también que “el proyecto Nube Europea de la Ciencia se orienta para favorecer el I+D+i de los monopolios, no para que los datos científicos sean un bien público de acceso universal”. Y ha arremetido, asimismo, contra el sistema de Capitales Europeas, porque afirma: “la UE utiliza el nombramiento de Capitales Europeas de la Cultura de acuerdo a intereses empresariales, especialmente del sector turístico, que fomentan la competitividad y el chovinismo entre los diferentes pueblos de Europa”.
Asi pues, Corrales ha insistido en romper con la Unión Europea, “como única salida para alcanzar, más pronto que tarde, una verdadera cultura y ciencia libres de intereses empresariales, verdaderamente dirigidas al desarrollo artístico, cultural y social de los pueblos y trabajadores de Europa”.